10k Tossa de Mar 2013 (Irene Camacho)

Aquí un breve relato de mi cursa de 10 km (&mitja) de Tossa de Mar.

Nada que ver con el nivel que tenéis los que estáis escribiendo en este blog, aun así, aquí llego yo toda orgullosa de mi carrera.

El año pasado participé por primera vez, y contenta del ambiente, lo bonito que es el pueblo y la excusa de pasar un fin de semana aquí, decidí repetir. A eso le añado que hago la cursa con Enric, sola no sé si habría tenido tanta gracia.

Bueno, yo eso que contáis aquí todos de preparativos, zapatillas cuáles elijo etc… ¡me lo ahorro! Yo sólo pienso en ir, correr, pasármelo bien y acabar medianamente decente, entre otras cosas no tengo tanto calzado/vestuario/potingues, jeje.

Ha resultado hacer una mañana estupenda, cosa que no esperaba porque los días anteriores nubarrones y fresquito. El caso es que ha hecho bastante calor, y para mí mejor pues me siento más cómoda corriendo con buen tiempo.

Un montón de gente, nos colamos por un hueco para no ir al final del pelotón antes de la salida, yo ya estaba bastante tranquila, y por primera vez tenía menos pulsaciones que Enric, jijiji (estaba muy nervioso, y se supone que sólo me acompañaba).

La verdad que cuando comienzo a correr me disparo bastante, y claro viendo tanto pelotón de gente supongo que es normal, pero con la experiencia del año pasado por el recorrido y que Enric me iba marcando un poco para que no me lanzara demasiado, he ido manteniendo un ritmo más o menos constante (cuando lo lea se reirá). Total, que tenía la sensación de que iba casi al final, pero después he ido adelantando a bastante gente que había agotado sus fuerzas y ésto anima a una que no entrena tanto.

El trozo de subida para mi bastante duro, suerte que no era mucho, lo hice caminando deprisa lo justo para poder recuperar un poco y ¡cómo no, para unas fotos también!

Al final de la subida mis ánimos que los conservaba iban decayendo porque estaba agotada….La suerte que después era todo bajada y ya como sólo quedaban 2 km pues intenté darlo todo… tanto que Enric hizo que compensara mi subida a pie y bajé para mí ¡casi volando! Aún no he mirado mi Garmin (sí, yo también tengo uno) para ver los tiempo, pero tampoco me importa. Desde aquí hasta el final lo he intentado hacer lo mejor que he podido sin reventar claro, y he llegado a la meta toda contenta porque lo he hecho mejor que el año pasado y además me he sentido muy bien, con tanta emoción no paré a tiempo el cronómetro, así que tendré que esperar a ver el tiempo oficial cuando lo publiquen.

¡En meta nos esperaba un grupo de música animado y la butifarrada!

¡Por descontado que al año que viene repito!

Share

Deja un comentario