10km de muntanya de St. Climent

Sábado 4 de agosto por la tarde, en Sant Climent de Llobregat se disputaba esta prueba de montaña de 10km con un desnivel acumulado de 314m.

Desde hace algún tiempo he empezado a entrenar por la montaña para fortalecer la dureza de mis piernas y con la mirada puesta en las duatlones de montaña de invierno. Lo cierto es que no tenía en mente probar alguna competición aun.
Después de descartar la triatlón de Andorra y la de la Molina, me quedó el gusanillo de alguna competición para la primera quincena de agosto. Me acordé de la oferta de mi amigo Juanjo, cursa de montaña en St.Climent, él y un amigo estaban apuntados. Sin dudarlo más, me inscribí para probar algo distinto.

La carrera era a las 19h, quedaba con Juanjo a las 17:45 para que Raúl nos pasara a buscar a las 18h e ir juntos hasta St. Climent.
En casa de Juanjo, justo antes de salir hacia St. Climent, él estaba repasando el material “…, porta dorsal, chip,…” , lo de chip resonó en mi cabeza. Me había dejado el chip en casa y era prácticamente imposible ir y volver antes de que empezara la cursa. Mi primera cursa fantasma, la correría sin dejar rastro de haber estado allí. No aspiraba a ganar y con el garmin tendría el tiempo de la cursa, así que no le di más importancia.
Teníamos que recoger el dorsal antes de la salida y había bastante cola, llegué a tener mis dudas si conseguiría el dorsal, total ya corría sin chip. Recogimos el dorsal a tiempo y aun nos sobró para hacernos una foto.

Podría empezar como un chiste, uno del Barça, uno del Español y uno del Madrid se fueran a correr juntos a la montaña y…

Mientras esperábamos la salida, Juanjo me preguntó cuál era mi intención en esta carrera. Realmente no me lo había planteado y le conteste: -“como un entreno de calidad, si en algún momento me siento con ganas ya tiro, pero voy con vosotros”. En mi defensa diré que esa era mi intención hasta que el demonio de la competición se apoderó de mi.

El recorrido estaba hecho para que quedara claro que en las cursas de montaña hay desnivel. Nada más salir 600m con una pendiente del 10%.

Subimos al trote con la calma, Juanjo y yo hablábamos, y Raúl al lado concentrado, era su primera carrera. La rampa era dura y Juanjo dejó de hablar, así que me puse a animar a corredores que pasábamos o nos pasaban.
Cuando bajó la pendiente, un falso llano en subida, apreté un poco el ritmo. El demonio del que os he hablado antes me decía “tranquilo que te siguen”. Empezaba la bajada y me giré para decirles que me soltaba en la bajada y ya no estaban. Debí correr con ellos 500m y el demonio de nuevo “ahora ya está, ya te cogerán o les esperas en la llegada, que vais al mismo sitio”.
¡Cómo me gusta bajar! Me traslada a mi infancia y me hace bajar con mucha soltura y felicidad. No paré de adelantar gente, incluso tenia que ir avisando “¡Por la izquierda!” para adelantar.
En el km 3 el primer avituallamiento ¡me tuve que servir yo el agua!, no daban a basto o no estaban bien preparados. Casi le muerdo la mano a otro participante que iba a coger mi vaso. Medio vaso por encima para refrescarme, el otro medio para beber y tomarme un gel nuevo que quería probar (nunca pruebo algo nuevo en una competición, pero aquí no venia con ningún objetivo y me servia para probarlo a buen rendimiento).
Del km 4 al 5 era todo subida, las rampas duras las hice caminado para ahorrar energías  incluso ayudándome con las manos sobre las rodillas si hacía falta.
Una vez arriba se veía todo un camino de ligera bajada. Un hombre comentó que teníamos un buen rato de bajada por delante, Raúl me había dicho que había un repecho en el km 6, así que lo compartí.
– Yo tenia entendido que hay un repecho en el km 6.
+ No, no, hasta la subida al cementerio del 8 al 9 no hay ninguna mas.
- ¿Seguro? A mi me lo han dicho, yo no conozco el recorrido.
+ Seguro, he venido a hacer el recorrido y no hay nada hasta el km 8.
Me quedé un poco corriendo con él por ser amable y de nuevo el demonio “tres kilómetros de bajada para poder lanzarte”. Al rato estaba corriendo solo, me había quedado en tierra de nadie, a lo lejos veía algún otro participante y eso me animaba a apretar un poco más.
Pasado el km 8,5 la famosa rampa del cementerio, 600m al 10% de media con algún trozo del 15%. La subí toda caminando y adelante a cuatro corredores, uno de ellos trotando iba más lento que yo caminando. Una vez arriba, se bajaba por la subida del inicio de la carrera. Adelanté a otros tres corredores en otra bajada desbocada.
Al final paré el crono en 55’11” , 9.8km 314mD+.
En garmin-connect.

Como siempre lo mejor la compañía dentro y fuera de la carrera.
 

Share

2 pensamientos en “10km de muntanya de St. Climent

  1. Pingback: Resumen entreno semana 35 | Reto Coaching

  2. Pingback: Resumen 1ª temporada (parte 2/3). Valoración de las competiciones. | Reto Coaching

Deja un comentario