Crea Tu Plan para conseguir tu objetivo (personal, laboral o deportivo)

Crear Tu Plan es parte esencial para conseguir tu objetivo.
Un plan completo no se base en una rutina de acciones, ésta solo será parte de Tu Plan. Una rutina responde a parte del Qué y el Cómo, esto es útil para un objetivo asequible para ti.
Cuando tu objetivo te supone un reto, es esencial que Tu Plan responda a muchas más preguntas.
Es necesario tener metas intermedias e indicadores con los que puedas medir tu progreso en las aptitudes necesarias para lograr tu objetivo.
Y conocer tus puntos fuertes y débiles, para saber dónde puedes tropezar y qué te va ayudar a seguir adelante.

1r paso.
Reflexión.

Necesitas responderte a ti mismo algunas preguntas y explorar el objetivo que quieres conseguir.
Cuando hacemos estas reflexiones nosotros mismos, es fácil autoengañarse o dar respuestas fáciles porque no te las cuestionas de verdad.
Una sesión de coaching potenciará mucho esta exploración.
En su defecto, menos efectivo que un coach y más que la autoreflexión, al menos contárselo a un amigo que esté dispuesto a cuestionarte.

Esta reflexión responderá como mínimo a las siguientes preguntas:

¿Para qué lo quieres conseguir?
¿Por qué quieres hacerlo?

¿Qué va a cambiar en ti conseguirlo?
¿Cómo van a afectar los cambios a los que te rodean?
¿Tendrás que renunciar a algo para conseguirlo?
En caso de tener que renunciar a algo, ¿cómo afectará a los que te rodean?
¿Los cambios que se producirán compensan el esfuerzo necesario?

¿Cuándo quieres conseguirlo?
¿Es realmente posible esa previsión?
Encuentra el equilibrio de motivación con una fecha no más lejos de donde deje de motivarte y no más cercana de donde la motivación pase a ser presión.
El “Cuándo” lo podrás definir mejor en el segundo paso, al marcarte metas intermedias pues tu visión de lo lejos o cerca puede variar.

¿Qué necesitas?
Si es material:
¿Cómo lo vas a conseguir?
¿Cuánto te va a costar?
¿Tienes el dinero o cómo lo vas a conseguir?
Si son conocimientos o aptitudes:
¿Cómo lo vas a adquirir?
¿Cuánto tiempo vas a necesitar?
¿Necesitas la ayuda de un profesional? ¿Quién o dónde?

¿Alguien te va acompañar en tu objetivo? (parcial o total)
¿En qué momentos vas a compartir el objetivo?
¿Qué te va aportar la compañía?
Es importante valorar pros y contras para ver si conviene adaptar alguna parte de tu objetivo.
Compartir el objetivo o parte de él con alguien puede ser muy motivador, sin perder de vista tu objetivo y que la compañía no pase a ser un esfuerzo añadido en lugar de una ayuda.

Por último,
¿Cómo lo vas a conseguir?
¿Qué vas a hacer para conseguirlo?

Como siempre, éstas son unas preguntas bastante amplias para explorar tu objetivo, es posible que en tu caso necesites ser más concreto en algún aspecto o explorar más otro. En esto es dónde un Coach te aportará la diferencia.

2o Paso
Planificación de largo plazo y definición de metas.

Tienes que pensar que tu objetivo está al final de una escalera y definir los distintos escalones que te permitirán llegar.
Con esto conseguirás centrar tu atención en lo que realmente importa en cada fase que te llevará a tu objetivo.
Ejemplo:

1. Quieres conseguir un puesto directivo en el extranjero.

Posibles metas intermedias: Estudios extras, de idiomas, un máster, otra carrera ; Cargos intermedios que quieras ocupar, o una cuenta que quieras conseguir.

2. Correr un Ironman.

Posibles metas intermedias: Competiciones previas, un sprint, una olímpica, un medio maratón, un half iroman, un maratón, una travesía a nado; Material concreto para triatlón; Conocimientos de técnica; Alguna prueba médica;

Es posible que algunas metas las trabajes en paralelo y por momentos una avance más que la otra, ten claro si en algún momento necesitas haber finalizado las dos para poder continuar.
En ocasiones estas metas no son pasos claros y hay que crearlos para tener puntos de referencia en la evolución hacia tu objetivo.
La herramienta “De futuro a presente” es una manera de crear metas cuando no las tienes claras o te puede ayudar a ordenarlas.

Las metas intermedias tendrán una fecha en las que prevés haberlas conseguido.
Estas fechas serán algo algo flexibles para mantener tu motivación, excepto en los casos en que la fecha no dependa de ti.

3rPaso
Evaluación de lo que tienes.
Es muy importante que te conozcas y tengas presente quién y qué te rodea.
¿Cuáles son tus cualidades potenciadoras?
¿En qué eres bueno?
Conocerlo te ayudará en momentos difíciles porque sabrás dónde apoyarte. Ésta será tu fuerza de base.

¿Cuáles son tus debilidades y qué te cuesta más?
Conocerlo te permitirá anticiparte a situaciones difíciles y evitar que te puedas desanimar.

¿Quién te puede ayudar?
Esta pregunta puede ser muy genérica en el momento inicial porque es posible que aun no sepas en que vas a necesitar ayuda, pero es importante que tengas en mente amigos con los que cuantas en momentos difíciles.
No es necesario que esta persona te resuelva nada directamente, alguien con quien hablar y explicarle en qué punto te encuentras, te puede ayudar a ver nuevas opciones.
Un Coach trabaja desbloqueando dificultades que forman parte de un objetivo.
Y volverte a hacer esta pregunta cuando te encuentres en esos momentos difíciles.

¿Con quién quieres compartir tus logros?
Quién es esa o esas personas con las que puedes celebrar pequeñas victorias y que sepas que se van a alegrar por ti. Compartir las alegrías de forma sincera es una manera de multiplicar sus efectos positivos.

¿Con qué recursos cuentas?
Cosas materiales o facilidades como podría se flexibilidad del horario laboral.
Hacer un repaso a todo aquello a lo que tienes acceso, aunque inicialmente no hayas previsto necesitarlo. Durante la preparación de Tu Plan puedes pensar relajadamente para verlo todo. Cuando te encuentres en una situación difícil, es posible que tu mente no sea capaz de relajarse tanto y tal vez no veas algo que ahora es evidente.

¿Recuerdos motivadores?
Es bueno que tengas ya un cajón con tus “chutes” de motivación.
Pueden ser recuerdos propios, una canción especial, un fragmento de una película o un objeto que te levante el espíritu y te lleve adelante.

4o Paso
Detallar qué vas a hacer.
Este paso es una parte importante de Tu Plan, pero sin el resto de pasos no es más efectivo que una agenda llena de citas.
Un Plan bueno y potente es flexible y se actualiza periódicamente.
El detalle de las acciones, incluso con fecha y hora, solo es realmente importante hasta la siguiente meta. Cuando estás a punto de conseguir la meta, planificas las acciones para conseguir la siguiente.
Los planes de entrenamiento físicos hay que tenerlos en cuenta como una orientación, ya que son genéricos. Por este motivo, es importante que los entiendas para poder adaptarlos a tu progreso y necesidades.
Un entrenador personal te puede ayudar a encontrar una buena rutina física que se adapte a tus necesidades.

Con estos 4 pasos podrás crear Tu Plan para conseguir tu objetivo.
Mantenerlo presente y actualizado te asegurará que harás todo lo que esté en tu mano para conseguirlo.

Si quieres en formato de titulares tienes un resumen en twitter con el hastag #Tener1Plan

 

Share

Deja un comentario