Crónica cursa El Corte Ingles

Mi primera cursa.

Desde pequeña he hecho deporte, épocas que más y otras que menos. Correr nunca me ha llamado la atención.

Hace unos meses empecé en el gimnasio y no es que me enganchara mucho, me parece duro y aburrido. Así que al final decidí participar en la cursa de la dona y así tener un “objetivo” para entrenar durante la semana.  No lo llevaba del todo mal, digamos que con calma podía hacer la cursa de la dona: 6 km. Al final ni fui, amaneció un día desastroso, lloviendo y con frío… Me quedé en casa durmiendo.

Para no abandonar y mantenerme en forma además de cuidar mi salud, empecé a correr en la calle y la verdad que mucho mejor. Aire, solecito, parques, niños, perros…¡ Mucho más distraído! Además mi pareja me ha ayudado a motivarme, me ha enseñado algunas técnicas para encontrarme más cómoda y para mejorar mi fondo.  Al final correr se ha convertido en algo más divertido de lo que yo pensaba (yo soy más de patines).

De nuevo, me apunté a la cursa popular de El Corte Inglés para ser más constante durante la semana y tener una meta.  La idea era participar y tener una primera experiencia. Tenía y tengo muy claro no sobre pasar mis límites, no quiero encontrarme mal haciendo deporte. Pensaba que no la acabaría, así que entrenaba con mucha calma, como si tal cosa. Lo normal ha sido no hacer más de 8 km y la verdad es que pocas veces he llegado a los 8 km, generalmente a los 6 -7 km ya estaba cansada y en esa barrera de “¡abandono!”. Con esto, lo de los 10 km me parecía algo complicado.

15 de abril 2012. El día de la cursa:

Pues no estaba nerviosa,  me acompañaba mi marido y estaba relajada. Me controlaba las pulsaciones para no dispararme demasiado y abandonar. Me había dejado todo preparado la noche anterior como hace él, ¡aunque no había mucho que preparar!

Me quedé impresionada de la cantidad de gente que había allí, bueno gente y animales porque ¡perros había muchos! Era de risa, los primeros 5 mins no se podía ni correr (claro, yo iba sin chip así que salí con todo el pelotón…)  en el momento que querías dar un par de pasos deprisa te tropezabas.  En esos momentos pensé “¿pero esto es una cursa?, así seguro que acabo”. Pasados estos primeros 10 mins aproximados ya pude correr, cogí el ritmo e intentaba no acelerarme, a veces la marabunta arrastra y te dejas llevar… suerte que Enric me avisaba si me lanzaba demasiado (sobre todo al principio).

Parecía que lo llevaría bien,  la primera mitad del recorrido sin problemas y cuando vi la cuesta para llegar al Estadi Olimpic  ¡casi me da el flato del susto! Menuda cuesta… pero como la idea era acabar daba igual el tiempo, pues en los momentos que me sentía muy cansada caminaba para descansar un poco y de nuevo correr. Entramos en el Estadi Olimpic y ¡cómo no unas fotillos! Si si, mi mochilero particular también llevaba la cámara y allí nos hicimos un par de fotos para recordar esta primera experiencia. Salimos del Estadi y digamos que ya estábamos a mitad de recorrido aproximadamente. Me encontraba bastante bien y el hecho de que esta segunda mitad tuviera bajadas me animó bastante, así que empecé a correr como una liebrecilla…… me sentía bien, sin dolores, sin fatiga…. Decidí correr un poco más rápido cuando vi que ya quedaban un par de km para llegar a la meta,  me animé demasiado y tuve que aflojar de nuevo…¡qué paliza!

Lo mejor de todo………. No abandoné, acabé y me encontré muy bien después de unos pocos estiramientos.

Lo siguiente: la cursa de Tossa de Mar. Sí, al final me ha hecho gracia esto de correr en pelotón. Y claro, no siempre voy a ir yo de mochilera, no?

Eso sí, ¡sin abandonar mis patines! Hay días para todo.

Share

Un pensamiento en “Crónica cursa El Corte Ingles

  1. Pingback: Resumen 1ª temporada (parte 2/3). Valoración de las competiciones. | Reto Coaching

Deja un comentario