Crónica Triatlón de Blanes

Alguna cosa ya he explicado en el resumen del entreno de la semana.

El jueves fui a buscar un neopreno de alquiler. La verdad es que es una buena opción, son 30€, lo recoges jueves o viernes y lo devuelves lunes o martes. Puedes probar un neopreno de gama media, en mi caso un Aquaman tri-blitz, sin el desembolso de la compra.
Luego preparé las cosas para la triatlón.
Zapatillas bici, cordones rápidos en las zapatillas para correr, poner el dorsal en la bici, configurar el reloj en multideporte con transiciones, geles energéticos, el mono, el gorro de natación, las gafas de natación no (el jueves no lo sabía, pero iba a comprarme unas nuevas).

El viernes a la vuelta del trabajo, cargué el coche y a pasar el fin de semana a Blanes (la triatlón es la excusa).
A mitad de camino, cuando caí en que me había dejado las gafas de natación, paré en un centro comercial y me compré unas nuevas.
Unas speedo de training, 18€, que me han dado un resultado buenísimo. En dos ocasiones me las movieron, una patada y un manotazo, con una mano me la recoloqué al instante y no me entró agua.
Apuntar que también me dejé la bebida isotónica,que solucioné diluyendo dos geles; y talco para los calcetines, que solucioné con una toalla.

El sábado un paseo por la mañana, una comida suave a base de pasta y pollo a la plancha, el error lo cometí a la noche.
Fuimos a ver el derbi y la cena no fue precisamente suave, patatas fritas con bacón y queso, croquetas, empanadillas y una ensalada con queso de cabra. No me pasó factura por poco.

Domingo, día de la triatlón.
Apertura del box 8:00, salida 2a ola 10:45.

Cómo estaba bastante tranquilo, la federación se propuso ponerme nervioso.
Al federarme me dieron el dorsal 4834 y estaba inscrito con el 4914, con lo que no podía entrar al box hasta encontrar al responsable de la federación para que registrara el error y que me dieran acceso aún sin coincidir el dorsal.

10:15 empecé a ponerme el neopreno, que tiene mucho truco para ponérselo bien (cosa que aprendí el lunes).
10:40 ya estaba listo en la playa para la salida.
“Un minuto para la salida” anunciaba la organización, miré en ese momento el reloj, 105 ppm y estaba quieto aún.


Natación.

El agua a 14°, lo que provocó retiradas antes de la primera boya.
Mi posición de salida no fue la mejor. Salí a la derecha y la primera boya estaba en diagonal a la izquierda. Los primeros 100m fueron cómodos, los únicos, luego no paraba de esquivar los que se torcían. Al llegar a la boya por el interior, había una montonera que me hizo perder tiempo y me permitió descansar un poco.
Al estar el agua movida era importante fijarse hacia donde nadas, lástima que no todo el mundo lo hace y toca esquivarlos o recibir algún golpe.
Salí del agua en el centro del pelotón.
Salí muy borracho, ni recordaba cuando me había bebido los 10 cubatas. Así que me fui sacando el neopreno, mientras caminaba tambaleándome a buscar la bici.
Tiempo (según mi reloj): 15:48.47

T1 (en mi reloj): 2:48.55 , tiempo suficiente para una caña y una tapa.

Bici.
Primera ocasión para estrenar mi nueva bici en competición.
Eran 3 vueltas a un circuito que ni sabia el perfil, ni aproveché el sábado para reconocerlo.
Por eso, fue salir, hacer la primera recta y al girar a la derecha mi sorpresa, una rampa de unos 200m, suficiente para echar en falta un piñón más grande o un plato más pequeño. La rampita había que subirla y bajarla dos veces por vuelta.
Visto el perfil, decidí tomármelo con un poco de calma, unos tragos de bebida energética antes de la primera rampa para asegurarme la energía hasta el final.
Obsesionado con no quedarme en alguna de las subidas (en la segunda vuelta vi a gente subirla caminando), no cogía ningún grupo.
En la primera bajada de la 2a vuelta se me salió la cadena al querer poner plato grande y bajar marcha, es lo que tiene la falta de costumbre con la bici de carretera.
En la 2a vuelta me sentí más cómodo y eché en falta un grupo que me protegiera del aire en un tramo rápido.
Como suelo hacer, dosifico más de la cuenta, voy de menos a más y la 3a vuelta me sentí más fresco. El primer grupito que me pasó algo más rápido que yo, decidí seguirlo. No deja de sorprenderme como con la protección del viento, llega un momento en el que puedes dejar de pedalear y sigues a la misma velocidad.
Tiempo (en mi reloj): 40:55.84
Esta transición fue especial, mi primera triatlón federado y mi primera tarjeta, por desabrocharme el caso antes de dejar la bici. Jugando a fútbol ya estaba acostumbrado, así que me la tome con mucha deportividad.
Con la sorpresa de la tarjeta me pasé de largo de mi cajón en el box, así que hice una transición rapidísima.
T2 (en mi reloj): 2:08.35

Running
La carrera a pie eran dos vueltas a un circuito por el paseo marítimo.
Aun sintiendo que había dosificado bien en la bici, la transición física de la bici a correr no es fácil. Nada más salir sentí que se me iba a subir un gemelo, por suerte no sucedió, pero me costó más de 1km coger buenas sensaciones de piernas.
Cuando las piernas no me molestaban me vino a visitar la cena del sábado, de hecho al final de la primera vuelta tuve una arcada. Ejercicio intenso y cena muy grasa no es buena combinación.
Al iniciar la 2a vuelta me olvide de todo y corrí con más alegría.

Tiempo :

Al final mi reloj decía 1:23:44, la federación 1:23:40
http://connect.garmin.com/activity/171447046

Lo mejor, lo contento y lo mucho que disfruté esta triatlón y durante todo el fin de semana.
La siguiente, 20 de mayo en Castelldefels.

Share

Un pensamiento en “Crónica Triatlón de Blanes

  1. Pingback: Resumen 1ª temporada (parte 2/3). Valoración de las competiciones. | Reto Coaching

Deja un comentario