El mejor plan de entrenamiento

¿Cuál es el mejor plan de entrenamiento para ti? 

Que decida tu cuerpo.

Cuando un amateur como yo busca métodos o planes de entrenamiento  en internet, puede encontrar una gran cantidad de ellos.
Luego puedes buscar en foros, hablarlo con compañeros de batalla, añadir opiniones y valoración de qué va mejor o qué da más resultado.
Una vez acabada esta búsqueda te encuentras en el mismo punto y no sabes qué hacer para preparar esa prueba que tienes en mente, inicialmente por falta de información y después de la búsqueda por exceso de ella.

Este es el momento en el que puedo aplicar coaching.
Por qué lo que le va bien a uno, puede que no le sirva a otro y viceversa.
¿Te has parado a observar y sentir tu cuerpo?
¿Has valorado lo que te funciona mejor a ti?

Como en todo, hay corrientes y modas sobre los sistemas de entrenamiento y lo que va mejor. Esto es fácil de aplicar para un profesional que tiene un entrenador personal que va modificando el entreno en función de las adaptaciones y resultados que obtiene.
En cambio, para un amateur que intenta hacer su primera prueba de resistencia o quiere mejorar su marca, no suele contar con un entrenador personal que le adapte la rutina cada semana.

En la actualidad se imponen los sistemas de series de todo tipo y encuentras artículos con las opciones de cada uno.
Buscando un plan para maratón, actualmente están basados en días con distintos tipos de series y tiradas largas que no suelen superar las 2h.
Buscando planes de hace unos años, las series son relevantes en los periodos precompetitivos y durante el periodo de carga hay algún día de tirada larga cercana a los 30km.
¿Cuál de los dos es más efectivo?
Seguramente a nivel profesional se imponga la corriente actual de trabajar por intensidad. Claro que a nivel profesional está todo muy estudiado y controlado. ¿Y a nivel amateur?
¿Quién controla la intensidad que aguanta tu musculatura?
¿Cuánto necesitan tus músculos para recuperar?
¿Tu  nivel cardiovascular está compensado con tu nivel muscular?
Todas estas preguntas son las que me hacen dudar que todos esos entrenamientos tipo, tan estructurados, sean efectivos.

¿Has observado qué te funciona mejor a ti?
Resultados, lesiones, sensaciones y sobre todo, con qué entrenamientos has disfrutado más.
Cuando uno se plantea un reto personal, a nivel amateur, disfrutar de los entrenamientos debería ser básico y parte del reto.

¿De qué te sirve un plan de entrenamiento que te lleva por el camino de la amargura?
Cuerpo y mente están unidos, no disfrutar los entrenos aumenta las posibilidades de lesión. Otra consecuencia negativa es que acabes abandonando el reto por la sensación que es demasiado duro.

¿Qué te aporta buscar o adaptar un plan de entrenamiento a tu gusto?
Es posible que no saques el máximo nivel de ti mismo, pero probablemente para eso necesitarás un plan personalizado de un entrenador profesional.
El hecho de disfrutar de los entrenos, te llevará a entrenar más o con más intensidad.
Escuchar tu cuerpo te permitirá darle el descanso que necesite.
Al final es probable que acabes llegando más lejos de lo que esperabas.

Tener una rutina te ayudará a ser constante.
Organizarte para tener tiempo de entrenamiento y para relajar tu mente de estar pensando qué haces hoy, qué hiciste ayer o qué vas a hacer mañana.
Puede ser que a ti te funcione mejor planteártelo semana a semana en función de tus progresos.
También es posible que prefieras plantearte planes completos a 3, 4 o 5 meses.
Una combinación de los dos anteriores o algún método distinto.
Te conviene encontrar el método que te mantenga motivado para ser constante en tu entrenamiento y que no te presione tanto como para que te sientas agobiado.

Puede que esto te parezca muy complicado o que no sepas por dónde empezar la primera vez, pero una vez hayas explorado qué necesitas y qué te funciona te resultará más efectivo.

Como ejemplo, en base a plantearse un entreno de triatlón, pongo una batería de preguntas que te ayudarán a ver algunos aspectos personales.
Estas preguntas no son propiamente coaching, un coach te haría explorar mejor tus respuestas y añadiría, quitaría o modificaría preguntas en función de tus necesidades (igual que un entrenamiento tipo no es un entrenador personal, estas preguntas no son una sesión de coaching).

¿Cuál de las tres disciplinas disfrutas más? (Hablando de disfrutar no de resultados)

¿Cuál de las tres disciplinas disfrutas menos? (No resultados)

¿En cuál crees tener mejor técnica?

¿En cuál crees tener peor técnica?

¿Te gusta entrenar técnica?

Cuando te sientes bien al finalizar el entreno, ¿qué es lo que te hace sentir bien?
(qué has hecho, con quién, cuándo, a qué ritmo, cuánto tiempo,..)

¿De cuánto es la tirada más larga de running que has disfrutado?

¿De cuánto es la tirada más larga de bici que has disfrutado?

¿Prefieres solo o en compañía?
– ¿Corriendo?
– ¿En bici?
– ¿Nadando?

¿Cómo llevas la natación en el mar? ¿Qué necesitas?

¿Cuántas horas quieres entrenar?

¿Son suficientes para conseguir tu objetivo?

¿Qué días quieres entrenar?

¿Qué día quieres hacer tirada larga?

¿En qué momento del día quieres entrenar?

¿En qué momento del día estás más motivado para entrenar?

Después de estas preguntas, ¿serías capaz de hacer tu planing de entrenamiento o modificar uno tipo a tus necesidades?
Si la respuesta es no:
¿Qué te falta?
¿Quién te puede ayudar?

Para aquellos que les cueste buscar en su interior o quieran profundizar más, con una sesión de coaching encontrarán su plan de entrenamiento perfecto.
Puedes dejar aquí tu consulta o contactar a coach@retocoaching.com

Share

Deja un comentario