Iron Vitoria ¿Qué ha pasado?

En menos de un mes dos abandonos, Transcatalunya y Iron Vitoria. Bien merecido tengo la burla de un amigo “has hecho un Ajram”.

El fin de semana empezó bien, unos vinos y unos pinchos con un amigo de Vitoria que apenas veo un par de veces al año.
Pero el sábado algo se apoderó de mi mente, estaba nervioso, incómodo, quejica y con la mente fuera de lugar. “En casa de herrero cuchillo de palo”, el Coach necesitaba un Coach. Suerte de mi mujer, porque casi me vuelvo el sábado antes de llevar la bici a la T1.
IV_sat
Al final conseguí irme a la cama tranquilo, sin dudas técnicas y sin imaginarme como iban a ir las cosas el domingo.

Me levanté con energías, desayunamos y coincidimos en el autocar con una pareja de Granada muy agradables, que participaban los dos en la distancia Iron. Nervios del momento: ni me presenté ni se sus nombres, aprovecho el blog para que si lo leen me contacten que me gustaría saber como les fue.
IV_inicio

IV_start
A sus puestos!
Ya!
A nadar se ha dicho. Dejo salir al pelotón que no querían perder ni un segundo y entro en el agua tranquilamente.
A los 100 o 200 metros me doy cuenta que no he iniciado el Garmin. Pues nada, Start y ya le sumaré unos minutos.
Mirando la técnica de otros participantes me iba distrayendo.
Primera vuelta hecha. A por la segunda!
En el breafing nos avisaron que había un tramo de algas. En la primera vuelta no las vi, en la segunda comí unas pocas, como vaca pastando por los prados.
Dos vueltas y para fuera 1h15 con la calma, que fino me estaba notando.
IV_swim

Transición y segundo incidente.
En larga distancia me tomo mi tiempo en las transiciones y me pongo calcetín compresivo. Lo que implica, saca chip, pon calcetín, pon chip. Dos de tres y los calcetines los llevaba puestos.
Al salir de la transición no me percaté, como salíamos tantos el control pitaba y no me di cuenta que yo no pité.
Primera vuelta con muy buenas sensaciones, ritmo de 33kmh.
Al paso por Vitoria me doy cuenta que no pito al pasar por el control, miro mi tobillo.
Where is the chip? En la T1 por supuesto.
IV_bike1
Aviso a un comisario que he perdido el chip.
- “Tranquilo que también tomamos nota manualmente, tu avisa!”
Tan cierto como que no permitían el drafting (por cierto vergonzoso, no solo los tramposos, sino también los comisarios que pasaban olímpicamente y lo permitían impunemente).
El lado oscuro de mi mente empezaba a tomar el control.
La segunda vuelta mantenía ritmo a 32 kmh y al pasar por el control de chip de Vitoria le tuve que gritar yo, a la chica que había en el control, que no llevaba chip para que me anotara manualmente. Ya empezaron mis dudas que de anotación manual nada (algo que he confirmado con los tiempos oficiales).
Terreno abonado para el lado oscuro a minarme la moral.
Me empecé a venir abajo y como buen Coach actué como si yo fuera el cliente. Y la cagué.
Me pregunté ¿Para qué lo haces? y fui incapaz de responderme la pregunta.
31, 30, 29 kmh y suerte que solo quedaban 30km para llegar a la T2, sino la media final no se como habría quedado.
Total 6h05′

Entro a la T2.
Cara de poker de los voluntarios al pedir que anoten mi tiempo de entrada a la transición.
“Da igual si lo llevo en mi Garmin, aunque no haya tiempo oficial yo sabré en cuánto lo he hecho”. Mi propio argumento no me convencía.
Transición rápida y a correr.
IV_run1
Empiezo a ritmo decente.
Veo a mi mujer y me anima.
Algo no iba bien, mi cuerpo estaba agotado y no respondía bien.
Decido caminar y me doy cuenta que estoy mareado. No me duele nada pero me cuesta caminar recto.
No me entra ni gel, ni fruta, ni cola y me obligo a beber agua.
Ya la primera vuelta era un walking dead, caminar, correr, otra vez caminar.
Al final de la primera vuelta aviso a mi mujer que me siento raro, que no encuentro sentido a acabar la prueba, que seguía corriendo por el simple hecho de haber empezado. “Hago medio maratón y para casa”.
Al inició de la segunda vuelta, de nuevo mi mujer me anima a continuar, que no abandone.
Aguanto 3 kilómetros seguidos sin caminar y cuando camino el mareo era dolor de cabeza. La cabrona de mi mente no quería que acabara.
IV_run
En el km 19 decido apagar el Garmin. En 3h no me había dado a mi mismo ni una respuesta creíble a ¿Para qué?
10h15′ era suficiente esfuerzo sin que tuviera un sentido para mi mismo.

IV_finish

Al final de la segunda vuelta aviso a mi mujer que entro en meta y se acabó.
Camiseta, avituallamiento, masaje, ducha en el hotel y a disfrutar la final del Mundial comiéndome unos gñoquis.
Encima va y gana Alemania, estaba claro que el domingo no era mi día.

Por suerte un mal día es un mal día, nada más.
Todos los entrenamientos y competiciones previas las he disfrutado, son más de 6 meses llenos de alegrías, no voy a llorar por decidir no acabar el Iron de Vitoria.

PD: Hasta el Garmin quiere ignorar el domingo y no consigo sincronizarlo correctamente.

 

 

Share

Deja un comentario