Maratón Barcelona 2013 (Adam Alonso)

No sé por dónde empezar, lo haré por el final, ¡Ya soy maratoniano!

Las últimas semanas de entreno antes del gran día no habían sido muy meticulosas por culpa de un resfriado la semana antes y la verdad eso me hizo poner un poco nervioso.

Repasando los rodajes largos de los domingos, el más largo habían sido los 21km de la media maratón y veía que mucha gente hacía 24-28 e incluso los 30km de la maratest. Prueba que estuve tentado a hacer, más que nada para hacer un rodaje muy largo que me pudiera ayudar psicológicamente a afrontar el famoso muro de la maratón. Al final opté por no hacerla, me parecía mucho desgaste justo después de haber corrido la media maratón a un buen ritmo y con buenas sensaciones. Creo que acerté.

En marzo sólo había sumado 45 kilómetros antes del día D, lo que me hizo llegar con las piernas frescas y muy confiado después de las últimas series. En ningún momento se me pasaba por la cabeza que no sería capaz, y muchos días al irme a dormir visualizaba el gran momento, cruzando la meta.

DIA D

Despertador a las 6:15, me levanto rápido para desayunar e hidratarme bien, me bebo medio litro de isotónico mientras preparo un té de menta y un par de tostadas con queso y mermelada, lo de siempre vamos.

Cuando acabo me visto, pulsómetro, reloj, portadorsal con tres geles. Miro por la ventana y veo el cielo encapotado, suelo mojado pero no llueve, así que camiseta manga corta. Aun no había decido con qué zapatillas correr, ya, ya, cosas que pasan. Pegasus o Lunarfly? Le había comentado a Enric que los días que había salido con las Pegasus no me sentía cómodo del todo, así que me calcé las Lunarfly y me dirigí a Plaza España para encontrarme con Enric.

Llegué cinco minutos tarde, dejé la bolsa en guardarropía y nos dirijimos al cajón de salida. Mucha gente, un empujón por aquí, otro por allá y ya estamos dentro! Mucha tensión pero sin nervios.

¡Salida!

Marea humana, es algo impresionante, ambientazo, mucha gente animando, se nota que no es una carrera cualquiera. Pasamos los primeros kilómetros un poco por debajo del ritmo fijado pero nada de que preocuparse, vamos bien, van pasando y el día acompaña para correr, buena temperatura, sin calor. Le comento a Enric que tendré que parar en algún momento a mear, pero puedo aguantar, es poca cosa. Durante toda la carrera, casi desde el km 1 veías a gente parando a mear. En el Km 7 nos adelanta la liebre de 3h 30m que es la que queríamos seguir, así que nos enganchamos y vamos a buen ritmo sumando kilómetros. Los tres geles que llevaba eran para ir tomando uno cada 10 kilómetros y así lo iba haciendo junto con el agua del avituallamiento.

Nos plantamos en el km 15 sin darnos cuenta, pero en el 17 Enric me avisa que una ampolla se está revelando en uno de sus pies y que no sabe cómo va a evolucionar. En el 20 me vuelve a avisar que para un momento a que le pongan un poco de reflex en la rodilla, que también empieza a fastidiarle. Comentamos en ese momento que no vale la pena forzar y le digo que por mi no fuerce ni un metro más. Vamos juntos hasta el 25, junto con la liebre de 3:30 y aquí es cuando Enric me dice que afloja y que siga a mi ritmo. Aprovecho para apretar un poco que hace bajada y miro un par de veces hacia atrás pero ya no le veo. Los geles junto al agua e isotónico que bebíamos cada 5 km estaban haciendo su trabajo y en ningún momento tenía sensación de perdida de energía.

En la Diagonal me saluda Uri, estaba esperando a su padre, me anima y me pregunta por Enric, le pongo cara de no sé dónde anda.

Km 28, avituallamiento y ya que voy a aflojar para beber aprovecho y vacío el canario, que alivio!!! Pero entre parar, mear, beber y coger ritmo pierdo 2-3 minutos. En este momento ya era consciente que se me escapaba la marca de 3h 30m, pensé ¡Mierda!, pero no, fue pis, siempre hay cosas peores.
Me puse a apretar en los kilómetros 30, 31 y 32 para intentar atrapar a la liebre, pero ni rastro, me doy cuenta que me estoy pasando de vueltas y aflojo para no petar más adelante. “Faltan 10 km’s Adam“, pienso en mi interior y me visualizo cruzando la meta, casi me saltan las lágrimas.

Ya hacía rato que veía gente parada, andando, estirando, cada uno corría como podía, un verdadero drama dónde el instinto de superación y lucha emerge hasta niveles inhumanos. La Diagonal a la altura del Forum parece un campo de batalla. Mucha gente animando, oyes tu nombre que grita algún desconocido dándote ánimos y consigue darte ese punto de energía para seguir al mismo ritmo.

Me planto en el Km 35 y no he sufrido el temido muro, por supuesto que voy con las piernas tocadas, pero bien mentalmente, raro pero es así.  Es en el 36 cuando el dolor muscular empieza a ser más alto, los kilómetros parece más largos, en el paseo colón casi veo más gente andando que corriendo, las caras desencajadas son unánimes…pero veo el cartel  de Km 40! Subidón que me esperaba, sí, el del Paral·lel, me parece el Tourmalet, que pared! Me río por no llorar, son sólo dos kilómetros y unos pocos metros para la gloria.

Ambientazo total, es acojonante toda la gente que hay animando, cuesta aguantar el ritmo, los cuádriceps parece que van a estallar en cualquier momento, pero el aliento de la gente te dirige a meta. Intento subir el ritmo los últimos 500 metros, poca energía queda, lo justo para ir mirando si veo a mi familia y aumentar un poco el ritmo para por fin cruzar la ansiada meta con un tiempo de 3h 33m 43s.

Explosión de felicidad!

Aunque el reto eran las 3h 30m es imposible estar descontento con el resultado, ha sido una pasada. Después de tantos entrenos y esfuerzo la única opción es estar contento, muy contento. Hace un año y medio veía de locos correr 42km y hoy he acabado una con muy buen resultado.

Se la dedico en especial a mi mujer e hijos, a mi familia y a todos mis amigos que me han tenido que aguantar en mayor o menor medida. Y por supuesto a Enric, que es como las putas que hace de todo, amigo, coach, entrenador personal, asesor de calzado deportivo, alimentación, peluquería, esto último es broma, jajaja.

Y cómo somos unos yonkis, próxima carrera 27 de Abril, Maratón Trail…42km con 1300D+

Share

Deja un comentario