Mi iniciación al barefoot. Semana 10. Entrenamiento de Core

La semana pasada ha estado condicionada a la descarga para llegar a punto el domingo a la Mitja Marató Barcelona.
El miércoles un entreno de 45 minutos temprano, para adaptar el cuerpo a correr a esas horas. El sábado un entreno cortito e intenso como toque de atención a mi cuerpo, y el domingo 1h30 de carrera intensa.
Lo cierto es que muy barefoot no ha sido, las zapatillas utilizadas son las nike fyknit, que aunque tienen poca amortiguación, son de drop 10.

Para compensar esta semana no muy barefoot voy a compartir mi evolución en entrenamiento de Core.

¿Qué es y para qué sirve el entrenamiento de Core?
Core significa en inglés núcleo y se trata precisamente de entrenar nuestro núcleo.
Nuestro núcleo es nuestra zona abdominal y lumbar, que se encarga de unir tren superior e inferior.
Tener un núcleo fuerte nos ayuda en todos los deportes que practiquemos. Permite que los esfuerzos del tren superior (dorsal, pectoral, brazos) no desestabilice nuestro tren inferior (las piernas) y viceversa, ésto nos da mayor equilibrio, evitando sobrecargas indirectas y como resultado ser más efectivos con el mismo esfuerzo.

¿Cómo entrenar el Core?
Es importante entender que aunque se trata de reforzar abdominales y lumbares, son los abdominales profundos que trabajan como estabilizadores los que hay que trabajar.
Los abdominales clásicos, manos detrás de la nuca y levantar nuestro torso hacia las rodillas no consiguen trabajar los abdominales profundos, esto no quiere decir que no sean útiles, pero necesitan ir combinados con otros ejercicios.
Para llegar al abdominal profundo se consigue con ejercicios isométricos (posiciones en las que el músculo trabaja en tensión y sin movimiento), y con movimientos suaves en los que tenemos controlado nuestro cuerpo en todo momento (sin movimientos bruscos que requieren fuerza máxima).

¿Qué ejercicios se pueden hacer?
Si te pones a buscar “ejercicios de Core” te puedes volver loco con la cantidad de resultados que obtienes. Por este motivo es importante saber por dónde empezar.
Como ya he comentado, lo importante es que controles tu cuerpo durante todo el ejercicio, si te cuesta mucho, te sientes muy inestable o notas que lo haces a tirones, es porque has elegido un ejercicio para el que aun no estás entrenado.
Comparto mi propuesta de cómo empezar.
Lo más básico: 4 ejercicios isométricos .
Rutina con algunos ejercicios dinámicos: Dynamic Core – Josh Cox .
Tres rutinas algo más completas una vez tienes dominado lo básico:
“para runners”
“para triatletas”
“para nadadores”
En realidad da igual el deporte que practiques, cualquiera de ellas te será útil, pero su creador las ha definido así.

Share

Deja un comentario