Mi iniciación al barefoot. Semana 3. La confusión de las marcas.

El lunes salí a correr con voladoras 25′ trabajando el aterrizar de antepié.
El viernes volví a salir pero ya con unas NB MT330 de poco perfil y 4mm de drop, otros 25′.
El sábado salí con las voladoras, sin pensar en técnica ni en nada, solo correr y disfrutar corriendo. Unos 35-40 minutos, salí sin pulsómetro ni reloj.
Salgo tan espaciado porque el cambio de estilo me carga los gemelos y no vuelvo a correr hasta sentirlos recuperados. Esta semana ya no he tenido dolor por la tendinitis en el tobillo derecho, los gemelos se me cargan menos y he notado algo de carga en las lumbares.

Me he puesto las Fivefingers para ir de comparas y salir a caminar.
Ya caminaba descalzo por casa, pero ahora le he añadido que cuando tengo frío me pongo calcetines con dedos para seguir trabajando la musculatura por separado.
Mi dedo pequeño ya está más extendido y separado. Empiezo a conseguir el movimiento independiente del dedo gordo respecto al resto de dedos.

Todo es barefoot, natural o minimalista
Ahora hay cierto auge del “natural running” y con ello ponen todo en el mismo saco, minimalista, barefoot o free move.
Las grandes marcas productoras del calzado de running amortiguado, con sistemas de corrección y de propulsión para transformar al corredor amateur en un corredor biónico, no quieren perder parte del pastel. Por lo que se han volcado en nuevos diseños y han intentado redefinir los conceptos para su beneficio.
Actualmente ya se ha igualado el concepto drop 0 con natural running y podemos encontrar zapatillas de 0 drop con 18mm de amortiguación, con una puntera clásica y leer un review calificándolas de minimalistas (comentario que sólo me explico que sea por petición de la marca).
Otras que en su actualización de modelo y siguiendo la tendencia de bajar el drop, pues solo le quitan 3mm al talón y le suben 5mm al antepié. La suela tiene piezas para ayudar a la transición y la estabilidad, son pesadas y poco flexibles. También se encuentran reviews calificándolas de minimalistas.
Zapatillas natural con más peso que una mixta.
Zapatillas que en la tienda oficial de la marca, bajo un letrero de barefoot, tienen 10mm de drop.

Eso si, cuando encuentras algo que se asemeje de verdad a barefoot o minimal su precio no baja de 100€, llegando a encontrar zapatillas de estar por casa con suela para la calle por 180€. Dejando evidente que el material no tiene ningún valor, se paga el marketing.

Luego tienes marcas como NewBalance, con su linea minimus, y marcas centradas en zapatillas de transición y barefoot como Merrell, Vivobarefoot, Fivefingers, Inov-8…

Con esto no quiero decir que unas sean mejor que otras.
Si la zapatilla que encuentras es con la que te sientes cómodo da igual la etiqueta que le pongan, pero si estás buscando alguna zapatilla concreta, sobretodo si tu objetivo es el barefoot, mira las características de la zapatilla y no las etiquetas que le cuelga la marca.

Share

Deja un comentario