Resumen 1ª temporada (parte 1/3). Gastos

Ésta ha sido mi primera temporada en el triatlón. Empezó en la Garmin Barcelona Triathlon de 2011 hasta la misma Garmin este 2012. Empecé con una distancia sprint y acabé corriendo una distancia olímpica.

Después de un año, en el que empecé en el triatlón prácticamente de cero, me parece una buena idea hacer un resumen para repasar y compartir lo que ha supuesto.
Lo he dividido en tres partes.
Ésta, la primera, en la que valoro en qué he gastado y los motivos por los que me decidí por un material en concreto.
Una segunda parte, en la que valoro las competiciones y lo que he aprendido de cada una de ellas.
Por último, una tercera parte, en la que valoro lo que he aprendido de técnica, aquello que me ha ayudado a entrenar y progresar.

Valorar los gastos es algo muy particular y depende de distintos factores.
Yo voy a compartir lo que he gastado, mis argumentos para decidirme por un material u otro y las alternativas que tenía. Esto puede ser de utilidad para aquellos que están en duda o quieren tener una referencia de lo que te puedes gastar.

Antes de empezar, quiero recordar que mi primera triatlón, la disputé con el único gasto de la inscripción. La bici era prestada, con pedales normales para utilizar las mismas zapatillas que para correr, el material de piscina que ya tenía, utilicé como pantalón el bañador tipo boxer para toda la prueba y una camiseta deportiva para la bici y correr.
Como vi que me gustaba, empecé a valorar el material que necesitaba.

Bici.
Un BH Prisma 7.6 , cuadro y tija de carbono, grupo shimano 105, ruedas shimano y pedales shimano con calas para zapatillas de montaña.
1400€
Miré mucho antes de hacer la compra, prueba de ello son los dos artículos al respecto, parte 1 y parte 2.
Elegí carbono por las propiedades del material, menor vibración, mayor torsión, menos puntos débiles por soldadura y no tanto por el peso.
Busque las opciones de mejor precio en carbono y con grupo shimano 105 (que es una gama recomendada para uso habitual con el inconveniente del peso respecto a sus hermanos mayores en gama). Entre ellas la BH era una de las mejor posicionadas.
Es un cuadro de ruta, más escalador que contrarrelojista, visto que en las pruebas de triatlón cada vez hay recorridos más exigentes, para mí ha sido una buena elección.
Apuntar que por 700€ hay bicis más que suficiente para competir en triatlón y por mucho menos, lo más importante son las piernas que tiran de ella. De la misma manera, puedes gastarte 7.000€ en una bici como las que llevan muchos pilotos del Tour.

Mono de triatleta
Un Zoot de gama media que me costó 110€.
Escogí este modelo por el patronaje, soy de espalda ancha y otros modelos que me probé me molestaban mucho en las axilas. Había modelos de calidad por 60-70 €.

Neopreno
Un Zoot de gama alta, en material yamamoto, que me costó 400€.
Mi intención inicial era no gastarme más de 300€ en un neopreno de gama media. He de reconocer que el comercial hizo bien su trabajo, me probé varios modelos dentro de mi precio objetivo y luego me animó a probarme el que me compré.
El yamamoto es un tipo de neopreno que en el proceso de fabricación le inyectan micro burbujas de aire, lo que le da mayor flexibilidad y flotabilidad con el mismo grosor (también es más delicado) . Con el neopreno puesto, me encogí como spiderman en una cornisa, y no me tiraba de ningún lado, acabé comprándomelo.

También hay gamas de yamamoto pero la diferencia es más sutil y la escalada de precios ya es exponencial, puedes gastarte lo que quieras, 600-700 €.
La talla es, con mi 1,77m de altura, para un peso de entre 66-76 kg; de momento mi peso de competición está en 72kg y no valoro bajar a menos de 70kg. Así que tengo neopreno para mucho tiempo.
En función de la distancia que quieras nadar por ejemplo, para una sprint puedes nadar con un neopreno de gama baja por 100 €. Una gama media de 200 a 300 € para distancia olímpica o half.
Si la intención es hacer distancia IronMan o travesías a nado es muy recomendable que los busques en material yamamoto.
También comentar que para competir en el mediterráneo, son más las veces que el neopreno es optativo o prohibido, que en las que es obligatorio y se pueden alquilar neoprenos de gama media por 30-50€.

Gafas natación
No era algo que tuviera en mente comprar, pero cuando te diriges a una competición y en medio de la autopista te viene a la menta una imagen de tus gafas en la mesa del comedor, es un buen momento para plantearte la compra de unas gafas nuevas.
Poca información he recopilado, recuerdo lo que miré cuando me tuve que comprar las que utilizo ahora. Unas speedo, había gama “race”, “competition”, “training”, ”fitness” y “Ocio”; las que utilizo para entrenar son de la gama “fitness”, las tres gamas superiores las consideran de competición con pequeñas diferencias, no tan pequeñas en el precio.
Me compré unas de “training” por 20€, las “race” valían casi 50€.
Estoy muy contento con ellas y quedan bien fijadas, he recibido algún golpe y no me ha entrado agua.

Zapatillas
Unas Asics con corrección de pronación que han sido desterradas y culpables de una sobrecarga, 100€ a la basura y el gasto de osteópata y fisio para recuperarme.
Ahora tengo unas Nike LunarFly que compré en un outlet por 70€.

Acoples cortos
Para poder utilizarlo en distancia Olímpica, compré unos acoples cortos de la marca Profile. Como en otras marcas, después puedo comprar sólo las barras largas para utilizarlo en pruebas de larga distancia. Incluyendo el accesorio para fijar el Garmin, 120€.

Cámaras antipinchazo para la bici
He competido todas las distancia sprint sin llevar nada en caso de pinchazo, ni cámara, ni mancha, ni bote de espuma. Solo cuando salía a entrenar cogía el bote de espuma reparadora.
De cara a afrontar la primera distancia olímpica me planté cambiar algo. Me dijeron que en mi llanta no se puede montar tubular, ni tubless, así que la alternativa era cámara con liquido sellador, con un coste de 16€.
Es una cámara más pesada y aunque el añadir peso solo parece un inconveniente, también tiene alguna ventaja. Cuando se habla del peso de las bicis, se remarca que donde más influye el peso es en las partes móviles, esto tiene ciertos matices que no voy a valorar, cuanto mayor es el radio más influencia. La cámara y la cubierta son lo que más externo está de la rueda. Simplificándolo, el aumento de peso aumenta el esfuerzo que hay que hacer para acelerar la rueda y también aumenta la inercia de ésta. A mayor inercia más mantiene la velocidad la bici cuando dejas de pedalear. Muchas llantas de perfil pesan más que llantas sin perfil de la misma gama, precisamente para aprovechar la inercia de éstas.
Con más peso en el exterior de la rueda pierdes aceleración y ganas inercia, cuesta más coger velocidad y menos mantenerla. Para mí no está tan claro que sea un inconveniente el aumento de peso para una bici de carretera.

Federación
El coste de la federación catalana de triatlón es realmente bajo en relación con las prestaciones que ofrece. Son 85 € bien invertidos.
Descuento en prácticamente todas las inscripciones de triatlón, de entre 10 y 15 €, que es el valor del seguro por un día para los no federados. Solo con esto ya está prácticamente amortizado.
Las competiciones que son puntuables para la copa catalana el 90% de las plazas son sólo para federados. Si no estás federado es fácil quedarse sin plaza.
Lo que me hizo decidirme y parecerme incluso económico, es que tienen contratada una póliza de seguro, que te cubre también en los entrenamientos, bici de carretera y montaña, natación y carrera, que cubre tanto lesiones propias como a terceros. Lo mejor de un seguro es no tener que utilizarlo, pero estás más tranquilo en caso de cualquier inconveniente.
Te entregan dorsales, placas y gorro con tu número para las competiciones puntuables en la liga catalana.
Descuento en algunas tiendas que colaboran con la federación.
Insisto, para mí está más que amortizado y me parece imprescindible si pretendes hacer varias triatlones un mismo año.

Inscripciones
12 competiciones suman un total de 385€, hay que decir que las inscripción a la Garmin 2011 y 2012 suponen casi 1/3 del gasto.

Total
Todo lo mencionado suma 2.700€.
Un presupuesto nada despreciable para una primera temporada, hay que tener en cuenta que 1.800€ son de bici y neopreno, material que durará muchos años.
Un segunda temporada, se puede afrontar con 1.000€, contado con más gasto en las inscripciones de pruebas de mayor distancia.
El gasto en ropa:
Camisetas pocas, ya que en las competiciones regalan camisetas decentes.
Comprar algún que otro pantalón para correr.
El material de la bici ya lo tenía de la btt.
Calcetines y compresivos para las pantorrillas.
Todo esto no lo he contado y de hecho es fácil conseguir que te lo regalen en navidades, cumpleaños, aniversarios o la excusa que se te ocurra.

En el apartado de hidratación, recuperación, geles y otras drogas legales, tampoco lo he contado, así a bote pronto, salen fácil 5€ por competición o entrenos largos.

 

Share

Deja un comentario