Seguimiento progreso reto Kilian’s Classik

Este reto comenzó el 15/10/2012 , desde entonces hasta ahora ha tenido tres sesiones de coaching. Dos de ellas más técnicas y otra para ayudar a tomar una decisión sobre una de las pruebas a disputar.

El perfil de Oriol es el de un deportista joven, que practica deporte como hobby, con preferencia en los deportes de montaña como el trail y la Btt .
No tiene ni ha recibido formación específica sobre entrenamiento o planificación de éste. Hasta la fecha no se había planteado planificar un reto deportivo con tanta antelación, ya que no es muy amante de los planes estrictos y le gusta ir planificando los entrenos semana a semana en función de otras actividades. En esto el coaching le ha ayudado a entender qué necesita y cómo puede ir adaptando las sesiones de entrenamiento.

La primera sesión.
Oriol tenía toda una serie de pruebas que quería disputar antes de llegar a la Killian y no tenía claro cómo distribuir los entrenamientos.
Primero valoró qué pruebas eran más importantes para él para encajar los Periodos de entrenamiento. También pudo ver las pruebas que no encajaban o el exceso de ellas, para descartar alguna que no tenían especial importancia.
Con la ayuda del coach encontró cómo distribuir las distintas semanas, cómo encajar las distintas pruebas y con qué mentalidad iba a disputar cada una de ellas. En esta sesión solo estructuró el periodo base de su plan de entrenamiento acorde a su manera de ser, y se planteó cuántos días y cuánto tiempo tenía que entrenar cada semana, pero en ningún caso marcó qué días concretos de la semana tenían que ser.
Oriol al final de cada semana planifica qué días le van mejor de la semana siguiente, de esta forma puede seguir disfrutando de los entrenamientos sin que se conviertan en una obligación para él.
Otra de sus dudas era la intensidad de trabajo en el Periodo Base, nunca antes había hecho un periodo específico de intensidad baja y acumulando volumen. La teoría dice que estos periodos ayudan a ganar fondo, pero Oriol no lo había experimentado antes y tenía el temor que ésto le hiciera perder fuerza. Llegó a la conclusión que hasta que no lo probara no podría saber si eso le ayudaría o no a él, y se propuso como mínimo respetarlo las primeras 5 semanas pasara lo que pasara.

Segunda sesión.
En primer lugar el Coach le ayudó a valorar sus progresos en las últimas semanas. En esta parte Oriol reconoció que el entrenamiento a baja intensidad le resultaba aburrido y que incluso las 3 primeras semanas tenía la sensación que estaba perdiendo forma física. Ya en la 4a semana empezó a notar las mejoras de entrenar a baja intensidad y el entrenamiento mental que le suponía mantener esa intensidad sin dejarse llevar por las ganas de apretar más.
El objetivo principal de esta sesión era decidir si la Garmin Barcelona Triatlón la disputaría en distancia sprint u olímpica.
Puede parecer que tomar esta decisión con casi un año de antelación es precipitado, o que ya habrá tiempo más adelante. Lo importante de trabajar ésto en la sesión, es que esa inquietud estaba en su cabeza y hasta que no la despejara, seguiría ahí y le dedicaría un tiempo y una energía que la podría invertir en otras cosas. Despejar la mente de inquietudes permite pensar con mayor claridad, ya que toda la atención puede estar donde la necesitas.
Oriol:
Una vez establecidos los principales objetivos de la temporada, me pregunté de cara al último de éstos: la Triatló Garmin de Barcelona, en qué modalidad de la triatlón debería inscribirme. No es lo mismo realizar una prueba de una hora y media, que una de tres horas (en el mejor de los casos en ambas opciones). Es por ello, que en la sesión de coaching con Enric quería saber cuál de las dos modalidades se ajustaba más a mi nivel deportivo.
Tanto la parte de running como la de bicicleta, en cualquiera de las dos modalidades, no me asustan puesto que sé que, si me entreno a consciencia, podré completarlos; eso si, con mucho esfuerzo. Pero a Enric, le planteé mi principal preocupación/duda, que no es otra que la parte de la natación. Sean los 750 metros de la “sprint” o los 1500 metros de la “olímpica”, a día de hoy, no sé si soy capaz de nadar tanto tiempo seguido, a mar abierto y junto con 499 personas más. Los garrotazos de los participantes para hacerse un hueco, el oleaje, el no poder parar y tocar con los pies al suelo, los mareos y la desorientación me preocupan ciertamente. En este aspecto y mediante preguntas clave, Enric me fue dando herramientas para poder responderme a mis propias dudas y preguntas,  mostrándome mi actual inseguridad para solucionarla tomando decisiones. Como solución, cambiamos una carrera de montaña que había programado en el calendario de mis carreras, por la Triatló Sprint de Mataró el 2 de Junio y añadí la Aquatló de Platja d’Aro el 7 de Setiembre. De esta manera, podré probar la natación en una competición a mar abierto. Además, introduje entrenamientos en piscina para coger fondo, práctica y técnica.
Terminé la sesión convencido de mis posibilidades en inscribirme a la modalidad “olímpica”, siempre que probara una o dos “sprint” previamente y por supuesto, entrenando para ello.

Tercera sesión
A esta sesión llegaba con las dudas de cómo continuar su plan de entrenamiento, su Periodo base estaba a punto de finalizar y no tenía estructura para el Periodo precompetitivo.
Su principal objetivo es una prueba de trail y el siguiente es una triatlón, así que desde el principio ha planificado su entrenamiento para que le permitiera disputar duatlones.
En el Periodo precompetitivo se introduce un día de series y un día de intensidad alta. Al entrenar dos disciplinas le surge la duda de cómo distribuirlo, porque si hace series de carrera no puede hacerlo en la bici. Como tiene por delante dos Mesociclos, uno lo dedicará a cargar bici y el otro a cargar carrera.

Share

Deja un comentario