Transcatalunya 2014 (Mi primer Game Over)

Como ya conté en la previa, ésta es una prueba que no tenía planificada al principio de temporada, surgió y cuadraba con el entreno para el Iron de Vitoria.
Así que poco estudiada la tenía, miré el perfil pocos días antes y no tenía presión de hacer ninguna marca. Bueno, sí la presión de seguir a las dos cabras con las que compartiría camino, Adam y Dani que están más entrenados que yo.

trans_sabado
El sábado al medio día llegamos a La Molina, con tiempo para comer, descansar, breafing, volver a comer y a las 22h a la cama que el despertador sonaría a las 3:50.
¡¿Estamos locos?!
Un poco yo creo que si.

El domingo a las 5:00 se daba la salida.
trans_salida
Empezamos con unos kilómetros de noche por carretera en subida para llegar a La Masella y subir por una pista de esquí hasta arriba. Pendiente vertical más piedra suelta, igual a resabalón y pie al suelo, ya está las dos cabras se me escapan. Vuelvo a arrancar a buen ritmo y cuando los atrapo, de nuevo pie al suelo. Desisto de volverlos a atrapar y cojo mi ritmo.
La subida era dura y con pendiente fuerte, la bajada tenía más pendiente y mas piedras sueltas.
Bajadas en las que estás frenando siempre que puedes para no coger más velocidad de la cuenta, pero que sería imposible intentar parar sin ir al suelo.
Subir, bajar y ya estamos en el primer control km 30. Tenía más cansadas las piernas de la bajada que de la subida.

Un tramo de carretera y más subida.
Cuando el terreno empieza a picar de verdad, las dos cabras se empiezan a mirar de reojo y de nuevo decido coger mi ritmo para no petar antes de tiempo.
Terreno no tan roto, pero duro y largo. Los últimos kilómetros de subida eran bastante rompe piernas, llano o falso llano y repechos duros. Si te animabas más de la cuenta lo pagabas, en este tramo adelanté a mucha gente gracias a haber mantenido mi ritmo en la subida.
Lo peor era la molestia en la rodilla que se iba convirtiendo en dolor. Lo mejor, el paisaje por el que transcurría la ruta.
trans_paisaje

Manteniendo una cadencia muy alta para evitar el dolor de rodilla llego al control 2, km 60.
Dani y Adam ya me esperaban con ganas de salir pitando (no se cuanto tiempo llevarían esperándome).
Les aviso de mi dolor en la rodilla, como algo y salimos.

El siguiente tramo empieza en bajada y decido no perderles, a pesar de llevar una 26 rígida y ellos 29 y 26 doble.
No creo que fuera más rápido de lo que podía, fue mala suerte y ya está. Cruzamos una de esas vallas para el paso de la vacas, que son como dos puertecillas con muelle. El que iba delante de mi la abrió y al pasar yo detrás, sin saber cómo, me encontré en el suelo, aturdido, sin entender qué había pasado. Llegué a pensar que me había tocado con otra bici que iba un poco por delante de mi, pero ¿dónde está mi bici? Pues 4 o 5 metros atrás, en la valla de las vacas.
Resulta que al cerrarse la valla una de las cadenas que sujetan la varilla se enganchó con el cuerno de mi bici. La bici quedó parada de golpe y yo volé con un poco de tirabuzón (la bici se enganchó sólo del cuerno derecho) aterrizando de espalda.
Tuve suerte, ni hombro ni cabeza, pero mi glúteo y zona lumbar me dolían bastante.
En cuanto me recuperé un poco me subí a la bici, quería aprovechar que aun estaba caliente para llegar al siguiente control y valorar las consecuencias de la caída.
No necesité llegar para valorar las consecuencias, me dolía a cada pedalada, podía aguantar hasta el control (unos 25 km más) pero no podía forzar hasta el final (aun quedaban más de 120km).
Game Over
trans_finish

Me ha dolido la retirada, y más por la sensación de que sufriendo habría acabado, pero ¿a qué precio?.
No quería arriesgar mi verdadero objetivo, Iron Vitoria el 13 de Julio.

Las cabras (Adam y Dani) con las que inicié el recorrido terminaron, en un espectacular tiempo de 12h15′.

Share

Deja un comentario